“Critica del vicio”, un viaje en busca del placer

portada critica del vicio, ediciones Aloha

Todos tenemos vicios, aunque no todos lo confesamos. María Von Touceda nos habla abiertamente de todos los suyos en Critica del vicio, su primera novela, editada por Ediciones Aloha, que no deja de sorprendernos.

Una novela llena de sexo, drogas y Arte,  mucho Arte.

Lejos de los convencionalismos sociales y morales, la autora narra la brutal historia de Eva, atrapada inicialmente bajo el yugo de la heroína, luchando contra una sociedad hastiada de sí misma para encontrar una salida. Así, iniciará un viaje para liberarse del dolor y encontrar su lugar en el mundo, reivindicando su propia individualidad, a través del amor, del Arte, y sí, también de sus vicios.

Un relato punzante, que refleja la perfección la “Edad de Oro del narcotráfico gallego” (años 80 y 90), en la que vivieron miles de jóvenes españoles.

Eva tendrá que salir al mundo y explorarlo de nuevo, para encontrarse a sí misma y poder disfrutar de los verdaderos placeres de la vida: el amor, el arte, el sexo, la belleza del mundo que le rodea, el poder de la voluntad y la autodeterminación.

Una historia sin tabúes, con tintes eróticos y feministas, que seguro que no dejará indiferente a nadie, y enganchará a más de uno.

Porque leer también es un vicio.

Reseña por Esther Lapeña

Maria von Touceda. Fotografía de Pablo Porral Vicente.
Maria von Touceda. Fotografía de Pablo Porral Vicente.

“Tengo mucho vicio, es un hecho. Un día tuve un orgasmo en el Museo del Prado. Estaba muy embriagada de polvo blanco y al doblar una esquina me encontré con El paso de la laguna Estigia, de Joaquín de Patinir. No sabía que esta joya vivía en Madrid. Fue un encuentro muy romántico e inolvidable. Me gusta pensar que cada vez que vuelvo a la capital me espera impaciente, como yo a ella. Esa obra es atemporal. Los colores hicieron que se me erizara la piel. Sus pigmentos parecen frescos después de más de cuatrocientos años, y el mensaje moral se imprimió en mi memoria para siempre. El camino al mal es más fácil y corto que el camino al bien, lleno de curvas y con la meta mucho más lejana. Fue increíble, tal vez una de las mejores sorpresas de mi vida. La cocaína nunca mermó mi síndrome de Stendhal, pero sí mi sentido común.’’ ”

Fragmento de Crítica del Vicio, Aloha Editorial, 2015.

Portada de Denis Galocha y diseño de Jorge Elías.

 

Más información sobre Aloha Editorial:

http://alohaeditorial.blogspot.com.es/

www.facebook.com/alohaeditorial

 

 

Tags from the story
, ,

Deja un comentario