“Ocho poemas. Novela gráfica”, reseña por Agustín Calvo Galán

Tal vez resulte descabellado para alguien preguntarse si existe la poesía gráfica; y no me refiero a la poesía visual en ninguna de sus variantes, sino al cómic hermanado o aunado con la poesía. Frente al cómic contemporáneo, llamado algunas veces “novela gráfica” como un intento de elevar la respetabilidad cultura de las historietas tradicionales para adultos a la categoría de publicación seria, introduciendo o adoptando recursos de la narrativa clásica, ¿podemos encontrar algún punto de unión entre dos disciplinas tan, aparentemente, alejadas como la poesía y el cómic?

La respuesta tiene un nombre en la actualidad, se trata de la ilustradora, dibujante e historietista Laura Pérez Vernetti (Barcelona, 1958) que viene desarrollando desde los años 80 del pasado siglo una intensa labor creativa, abriéndose paso en un mundo predominantemente masculino como es el de la cómic. Esta barcelonesa, además, no ha dejado de experimentar en ningún momento y ha forzado las costuras tradicionales, especialmente las temáticas, de la historieta para introducir la literatura o la experimentación artística y, en especial, para dibujar a alguno los clásicos de la poesía del siglo XX.

Esta osadía la ha llevado, gracias a editoriales como Ediciones de Gálibo (Girona/Málaga) a la edición de diferentes libros como Pessoa & Cia (2011), donde traía la poesía de Fernando Pessoa a la historieta, adentrándose en su vida pero especialmente en la personalidad de sus heterónimos de la mano de los retratos que el vanguardista, y también portugués, Almada Negreiros les había creado; la ilustración del libro de Jack London La huelga general (2013); la edición de El caso Maiakovski (2014) sobre el poeta ruso; y que, próximamente, culminara, nada más y nada menos que, con Rilke.

Mientras tanto, el Centro Cultural Generación del 27 de Málaga, ha publicado su último trabajo, bajo el título de Ocho poemas, novela gráfica, donde Laura Pérez Vernetti amplía su campo de acción a la poesía contemporánea española, trazando y comandando una obra colaborativa entre ocho poetas vivos y la artista. Ocho poetas de la talla de Jesús Aguado, Isabel Bono, José Ángel Cilleruelo, Luis Alberto de Cuenca, Menchu Gutiérrez, Julia Otxoa, José Luis Piquero y Miriam Reyes, ocho personalidades procedentes de estéticas, lugares y generaciones diferentes, pero todos ellos creadores de mundos poéticos de plena actualidad.

De cada uno de ellos Pérez Vernetti escogió un poema, según ella misma ha explicado, el que le parecía que mejor podían ser transformados en imágenes. Por otro lado, ha conseguido, con una impactante creación en blanco y negro,  una gran expresividad gracias a asumir, adentrarse y experimentar no solo con las estéticas vanguardistas, como ya había hecho en sus anteriores libros/cómics, sino también de lanzarse a dibujar desde la contemporaneidad de un mundo plural, no evidente y en constate reinvención.

Por tanto, Pérez Vernetti, viñeta a viñeta, ha ido trabajando algunos iconos de la poesía del siglo XX, y ahora se ha acercado a la poesía contemporánea, convirtiendo la historieta gráfica en la auténtica sinapsis que consigue unir poesía e imagen: el viejo ideal vanguardista de casar arte y literatura. Ha abierto así, de par en par, las puertas del cómic y la representación gráfica a la poesía, en un alarde más allá de la experimentación estética y que conlleva la creación de lo que podríamos identificar como un género nuevo, híbrido y desenfadado, inteligente e ingenioso, que abre también las costuras de la poesía escrita, permitiendo la colaboración entre poetas y artista; y también, tal vez algo incluso más importante, el acercamiento a la poesía de un público habitualmente ajeno –hasta a menudo contrario– a su lectura.

Reseña por Agustín Calvo Galán

 

Ocho poemas, novela gráfica, de Laura Pérez Vernetti, Centro Cultural Generación del 27, Málaga (2016).

 

Laura Pérez Vernetti nació en Barcelona y es licenciada en Bellas Artes. Se ha dedicado profesionalmente al cómic, donde ha trabajado con guionistas como Antonio Altarriba, Joseph Marie Lo Duca o el gran Felipe Hernández Cava. Colaboró durante diez años con la revista El Víbora (1981-1991) y entre 1982 y 1984 expuso ininterrumpidamente en el Salón del Cómic de Barcelona. Ha publicado, entre otros álbumes, El toro blanco(1989, guión de Lo Duca), La trampa (1990), Markheim (1996), Las habitaciones desmanteladas (1999), Macandé (2000), Las mil y una noches (2002); No ballena(2002), Susana (2004), Amores locos (2005) y El brillo del gato negro (2008) ambos con guión de Antonio Altarriba, Sarà servito (2010), con guión de Hernández Cava; y las adaptaciones gráficas de varios poetas: Pessoa & cia (2011), El caso Maiakovski (2014), Poémic (2015), Ocho poemas. Novela gráfica (2016) y Yo, Rilke (2016).

Agustín Calvo Galán nació en Barcelona y es licenciado en Geografía e Historia por la Universitat de Barcelona. Ha publicado los libros de poesía Poemas para el entreacto (2007), A la vendimia en Portugal(2009), GPS (2014) y Amar a un extranjero (XI Premio César Simón, 2014). Su poesía visual ha sido recogida en antologías como Poesía visual española (2007). Además, ha realizado numerosas exposiciones de su obra gráfica, entre las últimas: “Proyecto Desvelos”, octubre 2012, Ex!poesía, Barakaldo (Bizkaia), y “10 años de poesía visual”, junio 2013, Centre Cívic Drassanes (Barcelona).

Su blog personal: http://proyectodesvelos.blogspot.com//

 

Deja un comentario